Un viajero nos cuenta, en una de esas conversaciones nocturnas de camping entre mates y estrellas, que conoció otro viajero que le dijo que existe una especie de barco carguero que va desde Punta Arenas a Puerto Williams (o viceversa) y además de llevar containers y mercancias también tiene espacio para pasajeros. – “Dijo que era una de las mejores cosas que hizo en todo el viaje por Latinoamérica”.

Aún nos faltan más de mil kilómetros pedalenado para llegar a Punta Arenas… pero la idea de ese barco ya no saldrá de nuestras cabezas.

Información general

Frecuencia

El barco sale una o dos veces por semana y la travesía dura 32 horas. Servicio todo el año. Todo esto sujeto a cambios por razones climáticas.

Descripción

Es un barco carguero con capacidad para unos 180 pasajeros, la mayor parte de ellos personas locales cruzando vehiculos o mercancias. No es un crucero ni un barco turístico y las comodidades son las justas.

El personal es muy atento y les encanta hablar con la gente, compartir historias e incluso ayudarte a disfrutar del viaje. Pero no están allí para atender tus necesidades y menos aún quejas, sino para cruzar el barco. Solo hablan español.

Hay dos tipos de asientos: Normal y Cama. El cama es algo más espacioso y se reclina más, pero la diferencia es pequeña. Nosotros nos decantamos por el normal por precio y además nos pasamos casi todo el viaje en el exterior (con entradas cada poco para agarrar algo de calorcito y escapar de la lluvia, cuando la había).

Precios

Sobre 140 euros en asiento y 190 euros en cama (precios 2019). Bicicletas gratis (buena esa!). Las comidas están incluidas. No os espereis alta cocina francesa… llevar provisiones en las mochilas, no os vais a arrepentir. Ya habrá tiempo de comer bien, y muy bien, en Punta Arenas o Puerto Williams.

Reservas

La única compañía es TABSA o TRANSBORDADORA AUSTRAL BROOM y en teoría se puede hacer una pre-reserva en su página. Buena suerte en esta misión. A nosotros nunca nos contestaron ni los mails, ni la pre-reserva ni nada de nada.

Tienen oficinas en varias ciudades, porque hacen diferentes trayectos en Chile. En Puerto Natales fuimos a la oficina de la compañía y nos dijeron que allí no podían hacer nada, gracias por venir y que pasen un buen día. Todo bien latino… asi que nos tocó esperar a llegar a Punta Arenas y arriesgar a que no estuviera lleno o esperar otra semana más…que bueno es viajar con tiempo. Había plazas de sobra y eso que era temporada media-alta.

10 puntos para el café caliente al que nos invitaron mientras esperábamos a ser atendidos en la oficina después de dos horas pedaleando bajo el frío y la lluvia.

El trayecto en barco

La travesía es lo que te quedará en el recuerdo. El ver Punta Arenas quedando atrás cada vez mas pequeña y adentrarse en los mares australes.

Ni rastro de vida humana pero toda la fauna marina en su máximo esplendor: Focas, Ballenas, Leones marinos… montañas y cielos de cuadros. Colores y clima cambiante, lluvia, frio, más paisajes salidos de cuentos de Julio Verne…Aguas gélidas y vegetación salvaje.

Canales entre montañas, con islotes cubiertos de nieves en medio de los mares más abruptos para seguir la travesía más segura. El oleaje por momentos nos deja a todos en silencio. Hace frio pero las vistas no tienen a todos sin palabras. Y aparecen los glaciares.

Cada 15 minutos hay que entrar a calentar el cuerpo, y cuando llega la noche todo parece mágico.

Y con todo el decorado de excepción, los compañeros de viaje, algunos viajeros y otros locales, crean una atmósfera de calma y compañerismo. Todos compartimos este lugar, este momento. – “Hago este ruta una vez al mes y nunca me canso de mirar y escuchar el mar” comenta un señor de Puerto Williams.

Y ya vemos una gran ciudad a lo lejos, salida de la nada, con sus luces alterando lo que han sido los ultimos dos días… Ushuaiaa, el fin del mundo. Tantos años esperando para conocerte Ushuaia, Tanto tiempo que hemos soñado con encontrarnos contigo…

Y seguimos al sur, hasta Puerto Williams. – “Si Ushuaia es el fin del mundo, Puerto Williams es.. más alla del fin del mundo” bromea uno de los tripulantes.

Y si, aquel viajero que conoció aquel viajero que nos conoció a nosotros tenía razón: Es una de las mejores cosas que hemos hecho en todo el viaje… en todos nuestros viajes.

Please follow and like us:
error0
Share: